MINDFULNESS

Mindfulnessfor mf basica

La Atención Plena o Mindfulness consiste en darse cuenta de lo que estoy pensando, estoy sintiendo o estoy haciendo en cada momento de forma desapegada y no reactiva. Dicho proceso metacognitivo a pesar de su complejidad puede ser entrenado mediante el cultivo de la “Atención Plena”. Además, la Atención plena ha demostrado ser de gran utilidad para el tratamiento de estados negativos tales como la ansiedad y la depresión. Ha demostrado también ser útil para el afrontamiento de enfermedades como el dolor crónico, desórdenes alimenticios o trastornos mentales graves cómo son el trastorno obsesivo compulsivo y personalidad límite (border line). Desde su fundación, BARAKA se ha dedicado a la investigación de las potencialidades y los beneficios de la Atención Plena, especialmente en cuatro áreas: el bienestar psicológico, la salud mental, el ámbito laboral y el educativo.

Atención Plena (Mindfulness)

El Mindfulness puede entenderse como atención y conciencia plena, como presencia atenta y reflexiva a lo que sucede en el momento actual. Pretende que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, procurando no interferir ni valorar lo que se siente o se percibe en cada momento. Como procedimiento terapéutico busca, ante todo, que los aspectos emocionales y cualesquiera otros procesos de formindfulnesscarácter no verbal, sean aceptados y vividos en su propia condición, sin ser evitados o intentar controlarlos. El control sobre sucesos incontrolables, sujetos a procesamiento automático, requiere de la mera experimentación y exposición natural con la menor interferencia posible. Aunque el Mindfulness ha adquirido una cierta notoriedad, sobre todo en USA, de mano de los valores orientales, refiere a algunos aspectos ya conocidos en psicología: la exposición y la autorregulación basadas en las técnicas de biofeedback o en el uso de la hipnosis, donde hay un dejar que los fenómenos perceptivos y sensoriales se muestren como ellos son. Su principal utilidad, más allá de las técnicas concretas que ofrezca, tal vez sea el contrastar con una psicología que propugna el control, el bienestar, la eliminación del estrés, la ansiedad, etc., mediante procedimientos que, a falta de esa experimentación natural, pueden contribuir a perpetuarlos. La Atención Plena se puede entrenar o practicar de dos formas diferentes. Por un lado está la práctica Formal, que se asemeja mucho a la imagen que tradicionalmente en occidente se entiende por meditación. Se trata de permanecer en una postura (normalmente sentada) y centrarse en la experiencia presente. De éste modo se puede observar y tomar conciencia a la vez, del surgir y cesar tanto de sensaciones físicas cómo de pensamientos y emociones. Practicando de ésta manera, simplemente observando lo que ocurre sin entrar a valorar si lo que piensa o se siente es bueno o malo, desde esa actitud no enjuiciadora hacia lo que ocurre en el presente, se va adquiriendo ecuanimidad y se aprende a soltar y no aferrarse a ideas o sentimientos. La práctica Informal consiste en prestar atención deliberadamente a ciertas actividades cotidianas como puede ser comer, caminar, relacionarnos con los demás o cualquier actividad que realicemos en el trabajo o en casa.cbt02 Comer es un buen momento para practicar informalmente Mindfulness ya que muchas veces mientras comemos estamos viendo la televisión, leyendo o preparando planes para el futuro y no degustamos la comida. Comer de un modo atento sería hacerlo con la misma actitud que tendría un explorador o científico ante aquello que tiene delante que acaba de descubrir. Sin juicios o expectativas sobre lo que se va a sentir. Comiendo de ésta manera se disfruta más de la comida, se está más en contacto con el propio cuerpo y se descubre qué alimentos sientan mejor a nuestro organismo.